¡Pónganle otra patica al Marchena!

nelson marte

No voy, como podría estar esperando gente mal pensá,  a referirme a la coincidencia entre la aceptación positiva de Danilo Medina que le atribuye Barómetro de las Américas, y la campaña de propaganda que tiene montada Roberto Rodríguez Marchena en celebración de los tres años de imperio del miedo a la delincuencia desbordada, y al fracaso en educación.

Ni a a la coincidencia en la positiva valoración de Medina presentada anoche, y la campaña de promoción de Marchena para celebrar los 36 meses de desastre en los hospitales; la incapacidad del gobierno para contribuir a superar el 15% de desempleo; el galardón que otorga Gini a RD porque en su evaluación 2015 somos, junto a Costa Rica,  los únicos dos países de la región en que creció la desigualdad.

No le paro a esas casualidades porque en eso de ganar chepas Danilo y Marchena son campeones. Recuerden que cuando impusieron a jacha y machete la reforma constitucional reeleccionista, descañamaron a Leonel y pusieron a cantar como gallos y poner como gallinas a otros del alto mando del PLD; cuando convirtieron al PRD de auspiciador de la alternabilidad democrática en reeleccionista convicto y confeso.

Cuando Danilo se olvidó de haber dicho que para buscar la reelección había que tragarse un tiburón podrido sin eructar, y enterrar los escrúpulos en un abismo insondable, y luego se compró su repostulación ante la vista de toda la sociedad…

Toda esa fea retahíla de faenas le vino a coincidir con una lluvia de encuestas favoreciéndolo, rematada con una Latinobarómetro, made in aquí.

No, señor. No es por tantas coincidencias. Por lo que me quito el sombrero y pido a unanimidad le pongamos una nueva patica a don Marchena, es por lograr la magia de que 3 conspicuos representantes del sector empresarial, el mismo sector que se ha pasado estos tres años quejándose y haciéndole  reclamos a Danilo, anunciaron ayer que, cito textualmente la información: “El empresariado dominicano anunció su respaldo al gobierno del presidente Danilo Medina, resaltando el manejo que se ha dado a la economía y el desarrollo de los sectores estratégicos”.

Es verdad que sólo fueron tres personas, que no se trató de algo parecido a aquellos  consensos de las grandes Galas Empresariales que le montaba Payo Ginebra a Balaguer, pero la declaración de los 3 en Palacio, dicen algunos medios por las manos prodigiosas de Marchen, acabó siendo formalmente difundido hoy en nuestra honorable prensa nacional como la opinión del “empresariado dominicano”.

La patica de reconocimiento a Marchena va, porque lo que hemos estado leyendo en estos tres años de la gestión de Danilo,  es a los grupos empresariales condenando que inaugurara su gobierno imponiéndoles una reforma tributaria en desconocimiento del Pacto Fiscal integral prometido.

Que su gobierno no ha sido capaz de articular el Pacto Eléctrico, y que por el contrario impuso medalaganariamente la construcción de las plantas a carbón de Punta Catalina en una licitación harto cuestionada e insertada en los escándalos de corrupción y tráfico de influencia estilados en los negocios de Odebrecht.

Y, además se han quejado los empresarios de que el Pacto Educativo fue una formalidad de papel que no ha servido como instrumento para impulsar el desarrollo y reducir la pobreza … para citar 3 incumplimientos estratégicos  de Danilo, que fueron promesas de campaña, y son parte de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Puso Marchena al mismo Campo de Moya que el lunes publicó en los periódicos que, lo cito:  “en los últimos años el país ha contado con un entorno económico que ha debilitado al sector manufacturero, creando dificultades para lograr que sea una nación netamente exportadora”, e indicó que “en políticas de innovación, de encadenamientos productivos, de aprovechamiento de la globalización, el nivel  educativo y otros son elementos en los que el país está corto”.

Loor eterno al mago Marchena por lograr de Campos de Moya la afirmación de que “el sector Industrial ha tenido mucha receptividad en el gobierno”, cuando hace apenas diiitas se quejó de que  el gobierno, el mismo de Danilo, designó a la gerente del Banco Dominicano de Exportaciones, sin hacer consultas con la sociedad.

Lo que hemos visto a lo largo de estos años es a los Industriales de Herrera y de la provincia Santo Domingo reclamando relanzar la competitividad, que nunca estuvo lanzada.

A la vicepresidenta de la la  Asociación de Industrias y a los directivos de Fenacerd quejándose esta misma semana de que la incapacidad del gobierno de Danilo ha convertido la inseguridad ciudadana en un costo agregado y una fuente de pérdidas por reducción de ventas.

Vemos a los del sector agropecuario pidiendo que los declaren en emergencia.

A los de APROLECHE y otras asociaciones productivas reclamando que no los vaya a quebrar el gobierno con las importaciones de alimentos sólo pautadas por la ambición de los funcionarios y sus amigos.

Escuchamos quedos cuestionamientos porque Danilo y su gobierno no acaban de poner en orden el sistema financiero nacional, supervisándolo para evitar escándalos como el del Banco Peravia, y librarnos de situaciones que podrían afectar todos los ahorros de la gente y las empresas, y a la economía en general.

Nada, que enlistar los cuestionamientos del sector empresarial a los obstáculos y la desleal competencia que denuncian les hace la Corporación Económica del PLD; sus críticas al endeudamiento irresponsable e insostenible que coloca la economía en situación de vulnerabilidad.

Clamar sus impotencias  ante desorden presupuestario del gobierno, a la enorme desproporción entre gasto corriente e inversión de capital. La mala calidad del gasto público. Los tantos y altos impuestos y la doble tributación a que se los somete. La presión tributaria disimulada con otros costos derivados de la deficiencia gubernamental.

Los cuestionamientos también al velo de opacidad que esconde las operaciones económicas del gobierno. La falta de respeto a las reglas del juego. El exceso de permisología…, nada, una lista interminable.

Pero pese a todas esas quejas, llamados, denuncias, reclamos, demandas, exigencias, solicitudes, peticiones, lamentos, gemidos, quejidos, llantos, lloros… que se ha pasado el empresariado formulando al gobierno de Danilo, y que está ahí en los periódicos, búsquelo en Google,  gracias a la magia incomparable de Marchena el de Palacio, Campo de Moya, presidente de la Asociación de Industrias; Rafael Paz, vicepresidente del CONEP; y Arturo Villanueva, el de Asonahores, acaban de proclamar a Danilo algo así como campeón del desarrollo económico estratégico de RD…

Nada, que luego de Marchena convertir en “una revolución educativa”, lo que es una metástasis educativa, según los datos del informe 2015 del Foro Económico Mundial, y estudios que hace la Unesco desde 2013, pido que le anoten una patita más al genio comunicacional de Marchena,  por venderle a 3 de la cúpula empresarial, cual si fuera otro país  y no República Dominicana, los 3 años de fracasos y propaganda engañosa de Danilo Medina .