Popular es reconocido por su transformación digital e innovación

Popular es reconocido por su transformación digital e innovación

Banco Popular

El Banco Popular Dominicano lidera las categorías de transformación digital, agilidad de aprendizaje e innovación entre las empresas dominicanas, conforme a una reciente clasificación publicada por la revista Summa, una cabecera sobre negocios y empresas con circulación en América Central y la República Dominicana.

En la edición titulada “Empresas líderes de América Central y República Dominicana 2022″, la revista dio a conocer la selección de empresas que “marcan pauta” y “generan negocios que impactan positivamente”, sobresaliendo en características consideradas cruciales para trascender en un entorno BANI (Frágil, Ansioso, No Lineal e Incomprensible, por sus siglas en inglés).

El sondeo para obtener los resultados tomó como base una muestra de 1,000 encuestas completadas por empresarios y altos ejecutivos de la región. Cada entrevistado dio al menos el nombre de una empresa de su país que considera líder en cada uno de los cuatro pilares del estudio. De esta forma, sobre la base de la cantidad de nominaciones, se identificó el top 100 de la región.

Puede leer: SB fortalece cuerpo de supervisores a través formación

Además de este reconocimiento, en las ediciones previas de febrero y abril, la revista reconoció la gestión del capital humano llevada a cabo en el Banco Popular, destacando su apertura al aprendizaje, la gestión del cambio institucional y su referencia de liderazgo resiliente y empático.

De esta forma, Summa eligió al Popular como una de las 10 principales empresas o grupos corporativos del país que han sabido adaptarse mejor a las iniciativas denominadas DEI (Diversidad, Equidad, Inclusión), que figuran entre las cinco prioridades identificadas para lograr un enfoque holístico en la gestión humana.

En la edición de enero, la revista destacó también la lealtad de los usuarios de los productos y servicios que ofrece la entidad bancaria, subrayando el buen conocimiento por parte del banco de su base de clientes y la adecuada gestión de la omnicanalidad con una mezcla de canales físicos, digitales y redes sociales.