Prólogo “Vida, un camino para encontrarte”, Beatriz Lafontaine

Prólogo “Vida, un camino para encontrarte”, Beatriz Lafontaine

José Silié Ruiz

He tenido el alto honor de que algunos amigos me hayan pedido que prologue sus obras, lo que me honra, satisface y me reta.

En esta oportunidad la obra “Vida, un camino para encontrarte” de la distinguida amiga Lic. Beatriz Lafontaine. Parte de la inadecuación de las escuelas de psicología actuales es que lo enfocan todo desde el psicoanálisis hasta la psicología diferencial. Pero qué bueno que esta obra es sobre la vida y las emociones de una dama profesional muy inteligente. Sus juicios concuerdan conmigo y otros muchos autores de neurociencias, porque la psicología moderna y ninguna ciencia deben contentarse estudiando a un ficticio hombre artificial.

Pues lo básico de este aporte es que se trata de la descripción de una vida real, analizada científicamente en lo que se pudiera llamar la psicología del yo. En esta obra, la autora sigue lineamientos del prestante psicólogo norteamericano Erick Erikson, mundialmente reconocido por sus contribuciones a la psicología del desarrollo humano.

Le puede interesar: La música y el cerebro

Dividida en tres grandes capítulos, enfoca en el primero los aspectos desde el nacimiento hasta sus años actuales, con testimonios críticos de familiares y amigos cercanos, donde todos coinciden en lo que importa resaltar de la autora es: voluntad, propósito y competencia. Lo que yo creo define plenamente su personalidad y lo puedo aseverar ya que me dispensa su amistad desde hace unos años y puedo dar fe pública de que es una triunfadora. Como elementos que adornan su biografía, la decisión y el valor personal.

En el capítulo 2, hace una descripción biográfica detallada de su vida, desde la escuela primaria, el sobreponerse a la negritud, el ganar un concurso de belleza, su doble maternidad, su participación exitosa en los medios, televisión y la prensa escrita (tenía yo en su programa de televisión una sección de salud), hasta sus funciones en el sector público.

El capítulo 3 es una “conversación” con la psicóloga, la profesional comparte las emociones humanas con el lector(a): “Hoy inicias tu recorrido por las etapas de desarrollo de tu vida, de manera que puedas llegar a ti y reconocer tus fortalezas y debilidades, tus pasiones y alegrías, tus miedos y tus dudas… ¡Encuéntrate!

Obtén las respuestas a preguntas tan simples en su formulación, como difíciles en sus múltiples respuestas. ¿Cómo eras?, ¿Qué tan amada fuiste?, ¿Cuáles son tus miedos y temores? ¿Eras solidaria y empática? ¿Cuáles tus virtudes y defectos? ¿Dónde se encontraban tus fortalezas y debilidades? Este es tu momento para transitar de manera reflexiva cada etapa de tu vida. Recuerda que tienes familiares, amigos y relacionados, que te ayudarán en el proceso. No temas preguntar, no temas indagar, porque el objetivo es que te encuentres a ti mismo y seas feliz.

Como toda obra de una psicóloga talentosa con criterios científicos, la obra tiene al final una serie de cuestionarios y test, para que el lector mida por el mismo todos sus parámetros para poder encontrarse a sí mismo y enfrentarse a su propia intimidad, a sus dioses y demonios. Listados muy prácticos e ilustrativos, con rigurosidad bibliográfica. En fin, esta obra, es una “conversación” franca, una asesoría emocional, una terapia personal para ser mejores seres humanos, dirigidos por una talentosa profesional de la conducta humana, a la que felicitamos por este aporte a la psicología, ¡aproveche usted amable lector su lectura a plenitud y disfrútela usted.

Publicaciones Relacionadas