Varufakis califica negociaciones con el eurogrupo de “guerra financiera”

El ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis.
El ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis.

Berlín, Alemania. El ex ministro griego de Finanzas Yanis Varufakis calificó las negociaciones de Grecia con el eurogrupo como una “guerra financiera” en la que su país fue derrotado no con vehículos blindados sino con los bancos.

“Se trataba de una guerra financiera. Hoy ustedes no necesitan vehículos blindados para derrotar a alguien. Tienen sus bancos”, dijo Varufakis en una entrevista que publica mañana la revista alemana “Stern”.

La aceptación de Grecia de las condiciones del eurogrupo para negociar un nuevo paquete de rescate fue calificado por Varufakis como el ataque más grave que ha sufrido la democracia en Europa desde el final de la II Guerra Mundial.

Según Varufakis desde enero, cuando Alexis Tsipras llegó al poder, hubo una especie de “gabinete de guerra” en Atenas.   “Desde enero tuvimos un gabinete de guerra, cinco o seis personas que se ocupan de un posible ‘grexit’. Juntos consideramos todas los escenarios posibles en ese contexto para luego desecharlos”, explicó.

En medio de la crisis Varufakis se planteó introducir en Grecia una moneda paralela al euro como una herramienta para mejorar la posición negociadora de Atenas.   “Ese es un tema al que le he dedicado toda mi carrera académica”, dijo Varufakis, considerado un experto en la llamada teoría del juego.

La idea de introducir un medio de pago alternativo no era fácil en la situación en que estaba Grecia.   “Para eso se necesitan todo tipo de recursos”, explicó el ministro.

Varufakis admitió haber procedido en las reuniones del eurogrupo con una táctica de guerra psicológica, permaneciendo siempre tranquilo en medio de un ambiente que a veces es bastante rudo.   Según el ex ministro griego, el titular alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, es alguien que puede “explotar” en ciertas circunstancias.

“Schäuble puede explotar y ponerse muy agresivo, yo vi como una vez puso de vuelta y media al jefe del eurogrupo (Jerome) Dijsselbloem”, explicó.

“Conmigo nunca hizo algo así, siempre fue amable. Lo aprecio, me gusta Wolfgang y creo que el aprecia mis conocimientos. Schäuble sabe lo que quiere y lo dice claramente, una Europa autoritaria con menos estado de bienestar”, agregó.