Hoy Digital

Danilo: Competitividad y política

La propaganda mediática de Danilo confundió a alguien que me dijo: -Deje de escribir. Danilo tiró un Decreto para que poderosos apoyen su reelección. – Le narré la historia del Decreto. En Diciembre del 2014 distinguidos empresarios del “Grupo Gazebo” divulgaron una propuesta para implementar “Alianzas Público Privadas (APP), en inglés PPP, “Public Private Partnership”. Reaccionando tardíamente, ocho meses después, el 5 de agosto 2015, Danilo emitió el Decreto 237-15 creando la “Iniciativa para la Productividad y la Competitividad Nacional” (IPCN) con un formidable Consejo Consultivo (CC) de cinco Ministros y 35 notables empresarios. Adicionalmente creó el Comité Ejecutivo del CC de la IPCN con cinco Ministros y 9 empresarios.
La IPCN inició con solemne ceremonial televisado en Palacio. Incluyó discurso de Medina, y juramentación de la élite del Poder económico integrada a la IPCN, como “Dream Team”. Danilo dijo, enfáticamente: “… en las próximas semanas vamos a iniciar nueve mesas de trabajo que buscarán desatar como nunca la competitividad y la productividad”. Resultó otra promesa incumplida.
La IPCN sólo duró 2 años, 2 meses y 18 días. La sepultó el Decreto 389-17 del 23 de octubre. Desapareció por inanición, con pena y sin gloria. Bajo su mandato se desplomó el Índice de Competitividad Global dominicano. Esa caída no fue culpa del “Dream Team” de empresarios laboriosos. Dos años y 2 meses son más de la mitad de un período gubernamental y en todo ese tiempo Danilo nunca convocó una reunión de trabajo a Ministros y empresarios. Ignoró la competitividad económica. Primero se concentró en su reelección, y luego en el escándalo Catalina-Odebrecht.
Veamos: El 13 de junio del 2015 culminó la violación constitucional aprobando la reelección. Veinte días después, 3 de agosto Danilo emitió el Decreto 236-15 tratando de lavarle la cara al Gobierno: nombraba nuevos directores en las escandalosas OISOE e INAPA, y un Director de IDECOOP, pagando votos reeleccionistas del PRD. Se juramentaron el 4 de agosto y al día siguiente los de Competitividad. El Decreto 237-15 trataría de enviar un metamensaje propagandístico de supuesta unidad de Fuerzas Vivas de la Nación, alrededor de Medina. Además Danilo recompuso su facción atrayendo a su redil algunos ejecutivos integrantes del Grupo Empresarial que había apoyado la candidatura de Leonel. El mensaje subliminal fue claro: “Ustedes fueron mis adversarios. No tomo eso en cuenta. Ahora los nombro en la IPCN, los trato como amigos y financiadores de mi reelección”.
El Decreto 389-17 crea el Consejo Nacional de Competitividad CNC, con 9 miembros privados y dos ministros, no cinco. También un Consejo Consultivo del CNC de 28 miembros. Se reunirá al menos una vez al año, convocados por Medina o el Consejo Consultivo. Dicho Decreto tendría una intención electoral similar al 237-15, vendiendo tempranamente la idea de una supuesta unidad del alto empresariado para apoyar a Danilo en el 2020.
Con el Decreto 237-15 Danilo violó la Ley 1-06 nombrando únicamente legítimos representantes del gran capital. Dejó fuera los empresarios de la pequeña y mediana empresa, contrariando el literal i) del Artículo 6 de la Ley Orgánica 1-06. El Decreto 389-17 ratificó esa injusta e ilegal exclusión de las MIPYMES, fruto de decisiones libérrimas de Medina, no imputables a los empresarios. Quizás Danilo no quiera disensos válidos en el CNC, como en su estéril Pacto Eléctrico.
Nuestro país fue sede del Centro de Operaciones de Odebrecht para pagos ilegales a nivel mundial, lo cual constituye un estigma incalificable. Mejorar el Índice de Competitividad y nuestra Marca País será muy difícil y dependerá de decisiones gubernamentales, como no pagar sobrecostos a Odebrecht y condenar a culpables de sobornos y sobrevaluaciones
La ciudadanía espera que Danilo juramente sin retraso el CNC y que el organismo trabaje por la competitividad, como debe ser. Las APP representan un mecanismo de competitividad fundamental para el desarrollo económico-social. Se cometería un pecado imperdonable si Danilo las desnaturaliza, contaminándolas con partidarismo.
Medina no asistió a la magna celebración de los 55 años de la AIRD que agrupa 2,000 industrias y 50 asociaciones sectoriales y regionales. La AIRD reconoció méritos del fundador de RICA, progenitor del Presidente del CONEP. El Discurso de Orden publicado, iniciaba saludando la presencia de Danilo Medina. Su inasistencia no estimula la innovación, productividad y competitividad.