Claves para fluir en el 2023

Claves para fluir en el 2023

José Miguel Gómez

Tome papel y lápiz y empiece a escribir los objetivos y metas para el año 2023. Recuerde que la meta, a diferencia del objetivo, tiene fecha de inicio y fecha de caducidad; un objetivo puede durar años sin verlo realizar.

Debe empezar por revisión de actitudes personales, por qué posterga, razones del pobre desempeño y la pobre productividad. Pero también, qué lo desenfoca o a qué le tiene miedo.

La falta de autodeterminación, de autoconfianza y de automerecimiento, junto a la baja autoestima, son los que crean la inseguridad en las personas para empezar y mantenerse detrás de un propósito.

La mayoría de personas que no logran propósitos son indisciplinados, de pobre motivación, de actitud pesimista y conformista, inseguros, inestables y cualquier adversidad les paraliza o se convierte en razón para devolverse del camino o abandonar las metas.

Cuando se vive la “cultura de perdedores”, se mantiene un sistema de creencias limitado y distorsionado, de autoderrota, de frustraciones y fracaso, donde se asume la victimización y el símbolo de la “mala suerte” para resignarse y aceptar las derrotas.

Puede leer: A José Silié Ruiz: balance de vida

Una persona crítica, con revisión de actitudes que insiste, persiste y resiste, hasta lograr sus propósitos, posee otros indicadores psicoemocionales: autoestima sana, “cultura de ganador”, aprenden a competir, se desafían, se automotivan, poseen fortaleza emocional frente a las adversidades, aceptan y valoran las circunstancias negativas, miden los riesgos y consecuencias, pero siempre van detrás de sus propósitos, metas y objetivos de vida.

La valoración de inicio de un año se debe plantear en diferentes áreas: salud, educación, ejercicios, trabajo, finanzas, mudanzas, viajes, familia, pareja, espiritualidad, vacaciones, inversiones, amigos y crecimiento personal.

Cada persona trabaja hacia sus necesidades, prioridades y lo que debe mejorar para lograr estabilidad, paz y felicidad.

Trampas que no ayudan al crecimiento y logros de vida son: culparse o culpar a los demás, victimizarse siempre, compararse, practicar el escapismo social o el aislamiento social, refugiarse en hábitos tóxicos, o responder con actitudes pleitista y desafiante frente a los demás.

Lo práctico es empezar el año con metas escritas y decisiones asumidas, evaluando los resultados semanal, mensual y trimestral. Existen detalles y pequeños logros que son significativos en la vida, los resultados más grandes hay que tener paciencia y constancia para lograrlos.

No se detenga mucho en cosas que usted no pueda controlar, enfóquese en las que puede cambiar y mejorar. Recuerde no escuchar a las personas tóxicas, pesimistas, derrotistas, ni “asesinos de proyectos ajenos”.

Las personas con historias de resultados positivos lo han logrado siendo emprendedores, innovadores, luchadores y perseverantes ante todas las adversidades.

Usted puede lograrlo, si se lo creé y creé en usted. Aprenda a insistir, persistir y resistir para obtener resultados positivos en 2023.

Vivimos en mundo cargado de volatilidad, de inflación, guerra, pandemia, desempleo y adversidades que no dependen de nosotros.

Es aconsejable y prudente que cada uno de nosotros seamos responsables de nuestro resultado de vida.

Siempre ha existido crisis, momentos difíciles y pérdidas. En cada estación de la vida, las personas maduras se enfocan en sus propósitos; son protagonistas de sus propias iniciativas. Para el 2023 trabaje hacia la conquista de la resiliencia social. Para obtener un año de resultados positivos y de buen desempeño de forma integral.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas