¿Conoces el caso de Yocairi? Agresores reciben castigo a un año del crimen

¿Conoces el caso de Yocairi? Agresores reciben castigo a un año del crimen

El 25 de septiembre de 2020, la joven Yocairi Amarante Rodríguez, de 19 años, fue víctima de un ataque que muchos consideran como un acto de terrorismo y otros (como la procuradora general de la República, Miriam Germán Brito), lo califican como tortura o barbarie. Y es que mientras se dirigía desde su trabajo hacia su casa en un automóvil del transporte público, Yocairi fue rociada con una corrosiva sustancia que le desfiguró el rostro por completo y parte de su cuerpo.

Tristemente, los ataques en el país con la sustancia conocida popularmente como «Ácido del Diablo» (una mezcla de químicos altamente tóxicos que se pueden adquirir en cualquier ferretería) son más frecuentes de lo que cualquiera podría imaginar, y en los últimos años en la República Dominicana ninguna de sus víctimas ha recibido justicia a excepción de Yocairi.

En el ataque también fue herido el chofer del carro público, quien sufrió quemaduras profundas en su brazo.

¿Conoces el Caso de Yocairi? Agresores reciben castigo a un año del crimen

El caso de la joven, comparte horrendas similitudes con otros ataques que se han conocido en la prensa nacional y que desvelan una parte de la idiosincrasia del «Hombre dominicano» que no acepta la ruptura amorosa, la independencia e individualidad de la mujer y busca «Reivindicar» su herido ego de esta cobarde forma.

Leer más: Tribunal dicta 30 años a cada implicado en la agresión con «ácido del diablo» a Yocairi Amarante

Al adentrarse en la investigación, el Ministerio Público descubrió que el ataque había sido ordenado por la expareja de Yocairi, Willy Antonio Javier Monegro, quien ofreció 25 mil pesos a Pedro Alexander Sosa Méndez.

Durante 15 días ambos dieron seguimiento a Amarante para conocer sus movimientos. Sosa Méndez terminó reclutando a un segundo cómplice para cometer el hecho; se trató de Joan José Feliz (Pinocho) quien se encargó de manejar la motocicleta en la que se desplazaron para cometer el crimen.

El ataque se ejecutó el 25 de septiembre de 2020, tras un adelanto de 3,500 pesos a los autores materiales de parte de Willy Antonio Javier Monegro, quien al ser apresado dijo que lo hizo porque «Se sentía muy mal porque Yocairi lo había dejado y los comentarios en el barrio no paraban».

Autores materiales del ataque a Yocairi.

Pedro Alexander fue apresado mediante orden de arresto y allanamiento en horas de la madrugada del miércoles 30 de septiembre de 2020, en el sector Los Guandules, y al ser entrevistado al momento de su captura, manifestó que quien echó la sustancia a la víctima fue su amigo Joan José Feliz. En los allanamientos también se ocuparon la motocicleta utilizada, el casco protector y la ropa que cargaban la tarde del viernes 25 de ese mes, durante el hecho.

El Ministerio Público solicitó medida de coerción contra los agresores dos meses después del ataque. previo a esto, la expareja de Yocairi fue a visitarla al hospital según la abogada de la joven.

Yocairi tras el ataque

Por el ataque con «Ácido del Diablo», Yocairi Amarante Rodríguez permaneció hospitalizada en las unidades de Quemados y Cuidados Intensivos de Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias Lora (en Santo Domingo Norte) por casi tres meses.

Estado de Yocairi posterior al ataque.

Durante esta etapa Yocairi fue sometida al menos a siete cirugías de injerto de piel en la superficie afectada, de la que el 90% de la parte quemada respondió adecuadamente, pero estas no serían las únicas debido a que luego de dos meses tendría que someterse a otras cirugías reconstructivas. En la actualidad aún quedan pendientes algunos procesos quirúrgicos.

Sin embargo, relató a la prensa que uno de los momentos más difíciles fue conocer la reacción de su pequeña hija al verla por primera vez tras el ataque.

«El primer día que me dieron el alta yo entré muy feliz a la casa por ver mi hija y ella me dio la bienvenida como que yo era un cuco y yo me puse a llorar, pero ya ahora gracias Dios ella está entendiendo que yo soy su mamá», señaló.

Leer también: «Ácido del diablo”: ferreteros comercializarán químicos respetando la resolución de Pro Consumidor

En las primeras semanas a Yocairi no se le permitió mirarse al espejo, Sin embargo, durante el proceso, Amarante mostró a través de sus redes sociales como era su día a día, dejándose ver tratando de llevar una vida normal acorde a su edad y evidenciando que el ataque del que fue víctima no borró su alegría y carisma.

Las evaluaciones de los médicos revelaron que había perdido totalmente la vista de su ojo derecho y de manera parcial en su otro ojo, pero sus facultades psicológicas se encontraban bien.

El proceso judicial

A finales del 2020, mientras Yocairi permanecía en el hospital, el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, se tardó apenas minutos para dictar un año de prisión preventiva a los tres acusados por el Ministerio Público que debieron cumplir la medida en la cárcel del 15 de Azua.

Yocairi Amarante durante una de las audiencias.

En enero de este año, debido a lo delicado de su estado el El Quinto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional autorizó al Ministerio Público a tomar por anticipado y plasmar por escrito el testimonio de Yocairi Amarante Rodríguez, sobre el incidente.

Tal vez te interese: Yocairi Amarante: «Estoy llorando de felicidad porque mi caso no quedó impune»

Para febrero, también de este año, el caso en contra de los implicados fue enviado a juicio de fondo luego de varios aplazamientos.

Y la respuesta finalmente llegó. A un año y cinco días de haber visto cómo su vida cambió radicalmente, Yocairi Amarante Rodríguez, hoy con 20 años, vio junto a sus familiares y amigos ávidos de justicia como se condenó a sus agresores, convirtiéndola así en una mártir de dos males que esperan la atención real de las autoridades dominicanas, la violencia en contra de la mujer y los ataques con «Ácido del diablo».

Publicaciones Relacionadas