Consultorio de Nutrición: ¿Psoriasis y la obesidad?

Consultorio de Nutrición: ¿Psoriasis y la obesidad?

P: ¿Qué relación existe entre la psoriasis y la obesidad?

R: La psoriasis es una inflamación crónica común de la piel que afecta al 2-4% de la población general, caracterizada por la presencia de placas escamosas y eritematosas a nivel del cuero cabelludo, parte baja de la espalda, codos y rodillas; pero pueden aparecer en cualquier zona del cuerpo.

Se asocia con con artritis psoriática, una inflamación crónica potencialmente debilitante de las articulaciones que afecta al 34% de los enfermos de psoriasis.

Además, aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel, linfoma, diabetes, síndrome metabólico, obesidad, tromboembolismo venoso, ictus cerebral e infarto cardíaco.

En su etiología están involucrados factores genéticos, inmunológicos, inflamatorios y ambientales (obesidad, principalmente).

Puede leer: Consultorio de Nutrición: Caquexia por cáncer

Según algunos estudios epidemiológicos existe una fuerte asociación entre obesidad y psoriasis, debido a que ambas enfermedades cursan con un estado inflamatorio crónico, mediado por un aumento en la liberación de sustancias inflamatorias como la interleucina-6 (IL-6), el factor de necrosis tumoral alfa (FNT-alfa) y otros factores.

Se ha postulado que el aumento en la producción de IL-6 y FNT-alfa que ocurre en los sujetos con obesidad empeoran la psoriasis (Jensen P, Dermatology 2016;232).

En una investigación realizada en más de 42 mil sujetos (7% con psoriasis) se encontró que la prevalencia de obesidad fue significativamente mayor en las personas con psoriasis (Henseler T, J Am Acad Dermatol 1995; 32:982); y otro estudio casos-controles, realizado en 560 pacientes con psoriasis reveló que, comparados con quienes tenían peso normal, el riesgo de psoriasis fue un 60% mayor en los enfermos con sobrepeso, y 90% mayor en los que tenían obesidad (Naldi L y col. J Invest Dermatol 2005;125).

Además, el índice de severidad de las áreas con psoriasis mejora significativamente cuando el consumo calórico diario se reduce en unas 500 calorías; y la pérdida de peso mejora la respuesta al tratamiento farmacológico de la psoriasis, disminuyendo el riesgo de toxicidad hepática.

Es imperativo que los enfermos de psoriasis mantengan un peso corporal saludable.

Publicaciones Relacionadas