Consultorio de Nutrición: ¿Qué opina usted acerca del agua con gas?

Consultorio de Nutrición: ¿Qué opina usted acerca del agua con gas?

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Qué opina usted acerca del agua con gas?

R: El agua es un líquido vital, ya que el 60% de nuestro cuerpo está constituido por agua; sirve como un vehículo para llevar las sustancias nutritivas hacia los tejidos, facilita el metabolismo, humidifica las secreciones broncopulmonares y ayuda a eliminar las sustancias de desecho por orina, sudor, pulmones y heces; también, reduce el riesgo de estreñimiento, mejora el estado de ánimo y regula la temperatura corporal. Debemos consumir una cantidad de agua suficiente para producir una orina clara con aspecto de jugo de limón o de toronja. En términos prácticos, equivaldría a tomar 1 vaso de agua fresca cada hora; o una cantidad en onzas equivalente a la mitad del peso corporal saludable en libras. Ejemplo: un adulto sano que pesa 160 libras debería tomar 80 onzas (10 vasos de 8 onzas) al día. En los últimos años se ha puesto de moda el consumo de agua burbujeante o agua con gas, sobre todo en los jóvenes. Ésta se obtiene agregando bióxido de carbono al agua natural, de manera industrial o utilizando máquinas de venta popular; y en la actualidad es un negocio muy lucrativo. En relación al agua con gas concluimos lo siguiente:

Puede leer: Consultorio de Nutrición: Ácidos grasos omega-3

1- Hidrata igual que el agua potable fresca y podría ser más agradable al paladar. Es menos dañina que las bebidas azucaradas y con cola.
2- Tiene un grado de acidez mayor que el agua potable natural; y aunque no existen suficientes evidencias, podría ablandar el esmalte y aumentar el riesgo de tener caries dental, cuando se consume en gran cantidad y con mucha frecuencia.
3- Podría tener algunos ingredientes ignorados (endulzantes, saborizantes, quinina).
4- Puede empeorar el reflujo ácido y disminuir el apetito por su “efecto saciante” al causar distensión del vientre.
5- No es recomendable en personas con reflujo gástrico.
El agua potable fluorada siempre será la mejor opción. Si usted toma agua con gas, hágalo con moderación, use un sorbete y consúmala con las comidas, para proteger su dentadura.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas