Diputado emplazaría al Gobierno si este viernes no bajan los precios de combustibles

Diputado emplazaría al Gobierno si este viernes no bajan los precios de combustibles

Diputado Luis Henríquez llama a Luis Abinader rebajar precios de los combustibles.

El diputado por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Luis Henríquez, emplazaría al Gobierno para que rebaje los precios de los combustibles este viernes, de lo contrario, someterá el próximo lunes ante el Tribunal Superior Administrativo un recurso de amparo para que se establezca una reducción en el costo de los carburantes.

«El Presidente está haciendo uso indebido de la discrecionalidad. En un momento determinado tomó una decisión que se aplaudió pero entonces ahora está abusando de esa discreacionalidad, porque la Ley de Hidrocarburos se creo precisamente para eso, para que no haya discrecionalidad del Presidente de turno, sino que si sube, sube, y si baja, baja», aseguró el diputado.

Henríquez dijo además que la decisión de las autoridades gubernamentales de congelar los precios de los combustibles, basado en el costo del barril del petróleo no representa la discrecionalidad de «no cumplir la ley». En ese sentido, el congresista advirtió que de no bajar este viernes, emplazará al Gobierno ante el Tribunal Superior Administrativo para que haya una reducción de los carburantes.

Le puede interesar: Hipólito Mejía sobre Haití: «No tenemos que echarnos ese muerto arriba»

En ese sentido, de no aplicarse la disminución, el lunes el recurso de amparo sería para exigir que los precios sean acorde con el costo del barril del petróleo.

Otra de las razones por las que el Gobierno no ha bajado los precios de los combustibles, según el diputado, es por «la vorágine que tiene este Gobierno de sacar dinero de la gente humilde, de los hombres trabajadores, que en vez tenemos que usar diario vehículos y las mujeres en su casa consumiendo gas. Es que este Gobierno nos tiene acostumbrados a buscar dinero sin control».

Además, «aparentemente», dice el legislador, las autoridades estarían amasando dinero para final de año y con propósitos reeleccionistas.