¡Luchemos por la vida, pero… no olvidemos la muerte!

¡Luchemos por la vida, pero… no olvidemos la muerte!

Vivimos en un mundo casi irreal, que nos formamos en nuestra mente para sentirnos felices con nosotros mismos… Un mundo en el que la mayoría de las veces nos olvidamos del otro, o la otra… Y, ¿Quiénes son el otro y la otra?… Es todo aquel que hace posible que no sintamos que estamos en ‘la luna de Valencia’…Que tenemos los pies sobre la tierra… Lo triste del caso es que nos pasa algo y, de inmediato, ponemos un velo que nos proteja y, quizás, cuyos detalles a veces solo nosotros recordamos.

“Ayer –expresa Píndaro-, dejé libre mi curiosidad e hice un muestreo entre 10 personas de todos los niveles: Obreros, empleados intermedios y ejecutivos… Les hice a todos la misma pregunta: ¿Te acuerda de un accidente casero en que haya fallecido alguien por un descuido de otro?… Para mi sorpresa, NINGUNO(A) fue capaz de expresar nada, y mucho menos relacionado a la gran desgracia que dejó la irresponsabilidad de un ‘improvisado técnico’ que con un manejo de solo llenar su compromiso ante una clienta se le importó lo que pudiera pasar a los demás en el entorno”…. “Y, eso no es todo… el susodicho aparece en los medios de comunicación con una sonrisa que parece es su escudo hasta esperar una respuesta que lo pudiese exonerar de culpa y responsabilidad ante semejante evento –exclama Herminio-…. Nosotros nos olvidamos de la muerte pues, como inflexiblemente nos llegará, ‘tapamos el sol con un dedo’ y nos olvidamos que, aunque es una innegable realidad, eso no nos exime de tener un recuerdo claro de aquellas situaciones que, en nuestra vida, han ocurrido y han ocasionado muertes similares a las que hemos visto frente a nosotros… En una fecha –casi igual a la actual, pero en el 2015, nuestro amigo Jochy Mármol casi pierde a uno de sus hijos junto a su joven esposa por una práctica abusiva casi similar del uso de fosfito de aluminio… En la tragedia actual, el niño que aún lucha por su vida tuvo que ser trasladado en avión ambulancia a los Estados Unidos, con la esperanza de que pueda crecer sin tener a su madre y a su hermanita a su lado…Varios años antes a lo ocurrido a los familiares de Jochy, ya Freddy Ginebra había pasado por la dura prueba de que la madre y otro pariente de su nuera uruguaya se vieron afectadas por una irresponsabilidad también de grandes proporciones, pues hubo pérdida de valiosas vidas”.

Puede leer: COD Perdiendo lo más por lo menos!

Hoy, al igual que hace casi diez años y, una década más, las autoridades ‘dan a conocer’ que trabajan en una resolución que actualizará el protocolo para uso de ese potente y asesino químico… Por otro lado, ‘los profesionales agrícolas’ piden, vehementemente, que no se prohíba su uso pues es lo que les permite ‘proteger’ su fumigación en los campos…. “Caray –exclama Píndaro-, ¿Y qué es más importante, que unas tareas de tierra preserven ‘su calidad para conseguir mejores precios en el mercado… o que haya más personas vivas entre nosotros?… Es más –reafirma-, ayer fui a una tienda de fertilizantes y es asombroso con la facilidad que te venden los venenos… No se piden informaciones… No se dan orientaciones… No se mira si es un niño o niña que lo recoge para ir a la caja registradora del pago –aunque sus padres estén ahí-…. ¡Es un negocio redondo!… Venden, cobran y, luego, el que adquirió el artículo es el único responsable!… ¡Ya está bueno!… Pongan en cintura a todo el que tenga que ver en la cadena de valor de estos productos asesinos!”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas