Muertes: El cine se queda mudo

Muertes: El cine se queda mudo

Aunque su legado actoral no perecerá, un puñado de reconocidos artistas del cine hollywoodense ha dicho adiós en los últimos meses del año, dejando un halo de tristeza en el séptimo arte.

El pasado jueves la triste noticia del fallecimiento de Bernard Cribbins, actor de «Doctor Who», sacudió el entretenimiento. El intérprete de más de 100 papeles en cine y TV tenía 71 años.

En ese contexto, hace tres días se le apagó la luz al actor Tony Dow, estrella de «Leave it to Beaver». Tenía 77. Aunque no se confirmó la causa de su muerte, padecía un tipo de cáncer.

Pero el pasado 25 de julio un duro golpe acechó al cine con la muerte de los actores Paul Sorvino (83), protagonista de “La ley y el orden”, y horas antes sorprendió a David Warner (este último el villano en «Titanic»), fallecido a los 80 años como consecuencia de un cáncer, tras una larga y destacada carrera en el cine, teatro y televisión.

Puede leer: Will Smith pide disculpas a Chris Rock: «Me siento como un mierda»

El luto también encontró la puerta abierta de James Caan a principio de mes, conocido por su interpretación de Sonny Corleone en El padrino; Paul Sheldon en Misery y Ed Deline en la serie de televisión Las Vegas.

Los últimos trabajos en los que participó el actor fueron “Undercover Grandpa” (2017), “The Good Neighbor” (2016) y “A Fighting Man” (2014).

Para el mes de marzo, el actor William Hurt, quien ganó el premio Öscar, en calidad de mejor actor, gracias al título “El beso de la mujer araña”, murió a los 71 años.

El veterano intérprete padecía de cáncer de próstata.

A final de marzo de este año, la muerte le sobrevino sin previo aviso al actor estadounidense Ray Liotta, en la capital de la República Dominicana, en medio del rodaje de una película. Tenía 67 años.

Actores

En julio, la muerte sorprendió a Bernard Cribbins, Paul Sorvino, David Warner, Tony Dow y James Caan

Publicaciones Relacionadas