Residentes Jamao al Norte rechazan «contaminación ambiental» empresa

Residentes Jamao al Norte rechazan «contaminación ambiental» empresa

Espaillat. Organizaciones de la sociedad civil, comunidades vecinas y residentes del municipio Jamao al Norte, manifestaron rotundo rechazo a los intentos de renovación de los permisos ambientales de una empresa avicola y porcina, ubicada en la comunidad Palma Herrada, del Distrito Municipal Villa Trina.

Denunciaron que dicha empresa está afectando las aguas de la zona desde hace más de 6 años, lo que pone en riesgo la vida y salud de los munícipes y miles de personas que cada semana visitan los diferentes balnearios y atractivos exoturisticos de esa comunidad.

Además de las organizaciones protestantes, el grupo de los Peregrinos de Moca, y su vocero Juan Comprés, se pronuncio en contra de esta empresa productora avicola y de cerdo en Villa Trina.

A través de una nota de prensa, precisaron «En las actuales circunstancias en la que el mundo ve de forma preocupante la disminución de las fuentes acuíferas y en la que nuestro país pasa por una profunda crisis en los niveles de nuestras presas y embalses, no podemos comprender la indiferencia de las autoridades, ante el grito de una comunidad que durante años ha estado denunciando los altos niveles de contaminación que la empresa LB está produciendo a nuestras aguas» se quejaron.

En ese sentido, precissron que las fuentes acuíferas y muy especialmente el río Jamao, son reservas de agua no solo para las comunidades del área, sino también para la provincia Espaillat, y el país en sentido general.

«Nuestras aguas son nuestra mayor riqueza, el rio Jamao es nuestra identidad, nuestra carta de presentación al mundo, él, le da el nombre a nuestro municipio, le da orgullo a nuestra gente y sobre todo, en él están puestas las esperanzas de desarrollo socio económico de nuestra comunidad, a través de su aprovechamiento sostenible para el ecoturismo», aseguran.

Aseguran que la compañia constituye una amenaza para su presente y futuro, tras asegurar que en la última inspección a la misma, el Ministerio de Medio Ambiente impuso una multa de cinco millones de pesos, no obstante, afirman que la contaminación no se detiene, por cuya razón advirtieron que seguirán luchando y elevando su voz en contra de multas administrativas y exigiendo el cierre definitivo de la empresa.

Se quejaron de que «Han sido varios los acuerdos a los que esta empresa ha llegado con las autoridades y ninguno los ha cumplido, son varios los informes técnicos que demuestran los altos niveles de contaminación y que de forma criminal esta empresa está causando al rio de jamao por lo que decimos basta ya», dijeron.

Indicaron, que actualmente junto a la Fiscalía de Medio Ambiente de Espaillat, llevan un proceso judicial, en el cual se han presentado suficientes pruebas sobre la problemática que les aqueja, por lo que el Juez de Instrucción dictó medida de coerción contra la empresa, autorizando al Ministerio Público a realizar un embargo retentivo sobre sus bienes por diez mil salarios mínimos, equivalente a un monto de cien millones de pesos.

«Es de nuestro conocimiento que la licencia de operación ambiental de esta empresa se ha vencido y que sus propietarios se encuentran en las gestiones para que le sea renovada, ante estos intentos, hacemos un llamado a las autoridades alertándo de que es imposible y contraproducente que se le renueven los permisos a una empresa que como ya hemos dicho y demostrado, se le ha impuesto multas administrativas y se encuentra en un proceso judicial abierto, con una medida de coerción impuesta por un tribunal», observaron.

En ese sentido, las entidades CODEJAN, FUPEDEJAN, Juntas de Vecinos, representantes de las glesias, Asociación de Mujeres Emprendedoras, Comerciantes y otras organizaciones, advirtieron que se mantendrán en pie de lucha exigiendo el cierre de las operaciones de la compañía avizora y porcina en su territorio.

Publicaciones Relacionadas