Salsas: Para «poner en punto» el pavo

Salsas: Para «poner en punto» el pavo

El pavo es una de las proteínas protagonistas de la mayoría de cenas decembrinas. Para sacarle provecho no basta una cocción perfecta (aunque es indispensable); también es fundamental una deliciosa salsa que lo cubra. Una rica alternativa para darle más sabor a la carne.

Una vez que saque el pavo calientito del horno es momento de ponerse creativo y pensar en la salsa que le dará prácticamente el sabor y hará más jugosa su carne.

La salsa para pavo más famosa es la gravy en inglés, la que se hace con los jugos del pavo y los vegetales que se asaron en la fuente, espesada con harina. Hay variedad de recetas.

Puede leer: Día de San Andrés: ¿Una tradición olvidada?

Recetas

Salsa de champiñones

1/2 litro de leche entera
1 sobre de crema de champiñones
5 cucharadas de cebolla perla
4 dientes de ajo
2 cucharadas tomillo fresco
1/2 taza crema de leche
3 cucharadas mostaza
3 cucharadas cebolla morada
4 cucharadas aceitunas verdes
4 cucharadas perejil fresco
1/4 taza de puré de tomate

Preparación. Disuelva la crema de champiñones en la leche. Reserva. Sofría en una sartén pequeña la cebolla y el ajo, una vez translúcida la cebolla incorpore la mezcla anterior y cocine hasta lograr la consistencia deseada.

Prepare un refrito con la cebolla perla y el tomillo. Incorpore la crema de leche y la mostaza, cocine hasta lograr la consistencia deseada. Prepare un refrito con el ajo y cebolla, añada la pasta de tomate y la crema de leche, mezcle bien y cocine hasta que la salsa tome consistencia. Incorpore perejil y aceitunas antes de servir.

Salsa de vino blanco y jerez

1/4 taza de mantequilla
1/3 taza de cebolla finamente picadas
1/4 taza de harina
3 tazas de caldo de pavo
1 taza de vino tinto
1 cucharada de jerez
1 cucharada de tomillo fresco finamente picado
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación. Derrita la mantequilla a fuego medio alto en una cacerola mediana. Cuando la espuma se disipe, agregar la cebolla y cocine, revolviendo de vez en cuando, hasta que se ablanden, aproximadamente durante cinco minutos. Bata con la harina y cocine revolviendo con frecuencia, hasta que esté dorada, aproximadamente dos minutos.

Poco a poco agregue caldo de pavo y vino en un flujo constante, batiendo constantemente. Llevar a ebullición, reduzca a fuego lento y cocinar hasta que se reduzca a tres tazas, de 10 a 15 minutos. Retirar del calor. Agregue el jerez y el tomillo. Sazone con sal y pimienta al gusto. Sirva inmediatamente o guarde en un recipiente hermético en el refrigerador durante una semana, recalentar a fuego medio-bajo antes de servir.

Más leídas