Seis remedios caseros para combatir la molestosa tos seca

Seis remedios caseros para combatir la  molestosa tos seca

Algunas veces la tos no se debe a nada relacionado con tus pulmones. La enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE) también causa tos.

Una vez se ha descartado una posible patología, existen ciertos remedios caseros que pueden aplicarse para aliviar la tos y la irritación de la garganta

La tos seca, también llamada improductiva, es un tipo de tos sin expectoración causada por la irritación de la garganta, laringe, tráquea o bronquios. Estas zonas del cuerpo se ven afectadas debido a infecciones, como por ejemplo, la gripe, alergias, o la presencia de agentes externos como el humo del tabaco.

Cuando la garganta está expuesta a este tipo de factores, el organismo reacciona con la molesta tos seca para expulsar todo lo ajeno a él.

Pese a que en la mayoría de casos no es síntoma de algo demasiado grave, es recomendable acudir al médico si la tos va acompañada de otros signos que puedan evidenciar que existe una enfermedad, especialmente si se tiene fiebre o malestar general. No obstante, una vez se ha descartado una posible patología, existen ciertos remedios caseros que pueden aplicarse para aliviar la tos y la irritación de la garganta.

Miel
Por sus propiedades, la miel es un antibacteriano capaz de suavizar la irritación en la garganta y, por tanto, de aliviar la tos seca. Lo ideal es preparar una infusión y disolver una cucharada de miel en la misma, para después consumirla un par de veces al día.

Jengibre
Esta raíz natural es conocida por su uso para numerosos remedios caseros relacionados con la salud. Se utiliza para regular el ciclo menstrual, calmar las náuseas y reducir los dolores de garganta. Posee componentes antiinflamatorios que consiguen relajar las membranas de las vías respiratorias disminuyendo la tos. Se recomienda hacer infusiones de jengibre y mezclarlas con un poco de miel o limón con el fin de que el sabor sea más agradable y efectivo.

Le invitamos a leer: 4 medidas para frenar la bronquiolitis y la neumonía infantil

Piña
Esta fruta tropical contiene un enzima denominado bromelina, que se encuentra en el corazón de la misma. Esta sustancia tiene propiedades antiinflamatorias y mucolíticas, por lo que ayuda a que la mucosa sea expulsada del cuerpo. Algunas personas beben zumo de piña a diario para mejorar sus síntomas, pero este debe ser natural para que el remedio sea efectivo o, por otra parte, comprarse un suplemento de bromelina en la farmacia.

Agua con sal
La mezcla de agua con sal reduce las flemas y mucosidad en la parte posterior de la garganta, disminuyendo así la necesidad de toser. Para preparar este remedio se debe disolver una cucharadita de sal de mesa en un vaso grande de agua tibia.

Menta
Sus hojas son conocidas por sus propiedades curativas. El mentol en la menta puede ayudar a calmar la garganta y puede hacer que parezca más fácil respirar.

Te puedes beneficiar bebiendo té de menta o inhalando los vapores de la menta de un tratamiento de vapor.

Para preparar un tratamiento de vapor, agrega 7 u 8 gotas de aceite esencial de menta a aproximadamente una taza de agua que acaba de hervir. Pasa una toalla por encima de tu cabeza y respira profundamente directamente sobre el agua.

Mantenerse hidratado
Los especialistas aconsejan que uno beba mucho líquido cuando está atravesando un resfriado y tiene tos. El agua no debe estar fría, sino a temperatura ambiente, también funciona muy bien consumir bebidas calientes. Estas aliviarán todo tipo de síntomas relacionados con el resfriado común, como los caldos, infusiones y zumos.

Más leídas