Un vacío contra la apropiada atención a la salud colectiva

Un vacío contra la apropiada atención a la salud colectiva

Un vacío contra la apropiada atención a la salud colectiva. El sistema asistencial de la Seguridad Social nació prescindiendo del nivel de «Atención Primaria» previsto para lograr el manejo más temprano y preventivo posible de los problemas de salud de la población; ausencia que el Estado se propone conjurar «derribando escollos».

Lo que ha estado ocurriendo desde comienzos del régimen asegurador es que los pacientes ingresan directa e indiscriminadamente a atenciones médicas de grado mayor que superan en costos a muchas afecciones de curación simple.

La falta del umbral de consultas médicas para clasificar casos y orientar al ciudadano, a veces de baja escolaridad, es causa importante de un exceso de demanda sobre hospitales en los que deben primar niveles asistenciales exigentes y especializados.

Le invitamos a leer: Notifican dos nuevos casos confirmados de viruela del mono en RD

La saturación de los centros incluidos en el Seguro Familiar de Salud para afiliados contributivos y subsidiados ejerce presión sobre la calidad de unos servicios que deben reservarse a los quebrantos que realmente los ameritan.

Inevitablemente, concurrir a un nivel de atención que supere las reales necesidades del paciente le conduce a mayores gastos, incluyendo copagos excesivos por consultas y prescripción de tratamientos y procedimientos que cuestan más sin parecer imprescindibles.

La intención del Gobierno es que prontamente la atención primaria esté disponible para asegurados sin exclusión alguna, opción que serviría para ir más allá del sistema curativo y dar impulso a la prevención.

Puede leer también: Abel Martínez: «Hay que ser muy caradura para hablar de más impuestos»

Publicaciones Relacionadas

Más leídas