Vicepresidenta sobre protesta del PLD: «El Gobierno debe garantizar la paz social»

Vicepresidenta sobre protesta del PLD: «El Gobierno debe garantizar la paz social»

La vicepresidenta de la República, Raquel Peña, sostuvo este lunes que el Gobierno no apoya las represalias contra dirigentes del Partido Liberación Dominicana (PLD), quienes el domingo fueron dispersados con bombas lacrimógenas durante realizaban una «protesta pacífica» en las afuera de su Casa Nacional, en la avenida Independencia, del Distrito Nacional.

«Nuestro Gobierno encabezado por el presidente Luis Abinader, en ningún momento va a poyar ningún tipo de represalia, manifestó al acudir a la sesión del Parlacen que se desarrollara en el Senado.

Peña sostuvo: «Todo el mundo tiene derecho a protestar de manera pacífica. Pero también nosotros como Gobierno, tenemos la necesidad de garantizar la paz social y la seguridad de todos los dominicanos«.

Además, negó que el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PMR), haya mandado a sus militantes a realizar disturbios.

«Imposible. El PRM no ha mandado a nadie hacer algún tipo de disturbio», afirmó la vicepresidenta.

Te puede interesar: Ya son 2 los dirigentes del PRM que aparecen en caso Calamar

PLD condena agresiones

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) condenó los «atropellos realizados por agentes policiales» contra dirigentes de esa entidad que se habían apostado frente a su casa nacional en espera de que culminara la reunión de su Comité Central.

La dispersión con bombas lacrimógenas llegó hasta las instalaciones de la sede nacional causando desmayos y dificultades respiratorias entre varios peledeísta.

Tras el hecho, el mismo fue reprochado por el secretario general del partido Charlie Mariotti, quien  reprimió la actuación de los policías, quienes supuestamente dispararon bombas lacrimógenas hacia el interior de la sede peledeísta.

En ese mismo orden, miembros del PLD narran que el incidente se dio cuando  varios miembros del Comité marchaban por la avenida Independencia fueron impedidos de avanzar en la calle Pasteur lanzándoles allí bombas lacrimógenas y disparando las escopetas.

Ver: Lo que dijo Cándido Mercedes sobre el caso Calamar