Video: cae parte de un edificio mientras rescatistas buscaban cuerpos en Turquía

Video: cae parte de un edificio mientras rescatistas buscaban cuerpos en Turquía

Parte de un edificio en Turquía se derrumbó este sábado en momentos en que rescatistas hacían labor de búsqueda de víctimas de los terremotos.

El hecho ocurrió en la provincia Hatay, donde decenas de edificaciones están hechas escombros luego de los movimientos telúricos que han dejado cerca más de 25,000 personas fallecidas.

El material gráfico presente a varios hombres debajo de un edificio casi derrumbado, cuando de repente se vino parte de la edificación. Afortunadamente, según reportan medios turcos, los rescatistas fueron sacados con vida.

Turquía y Siria continúan devastadas tras el masivo terremoto, que deja hasta el momento más de 25.000 muertos y cientos de miles de personas en necesidad. Funcionarios y médicos dijeron que 21.848 personas habían muerto en Turquía y 3.553 en Siria por el temblor de magnitud 7,8 del lunes, lo que eleva el total confirmado a 25.401.

El frío en la zona dificulta los rescates y redobla el castigo sobre una población desesperada. Según la ONU, al menos 870.000 personas precisan urgentemente comida y, solo en Siria, 5,3 millones de personas se quedaron sin casa.

Cuando veo los edificios destruidos, los cadáveres, no es que no pueda ver dónde estaré en dos o tres años, es que no puedo imaginar dónde estaré mañana”, dijo con los ojos llenos de lágrimas Fidan Turan, una pensionada de la ciudad turca de Antakya.

Hemos perdido 60 miembros de nuestra familia”, explicó. “¡Sesenta! ¿Qué puedo decir? Es la voluntad de Dios”, agregó.

El Programa Mundial de Alimentos pidió 77 millones de dólares para aportar raciones de comida a al menos 590.000 personas desplazadas a causa del terremoto en Turquía y 284.000 en Siria.

Acceso humanitario

La oficina de Derechos Humanos de la ONU urgió este viernes a todas las partes en la zona afectada, donde operan militantes kurdos y rebeldes sirios, a permitir el acceso humanitario.

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán, considerado grupo terrorista por Ankara y sus aliados occidentales, anunció que suspendía su lucha armada para contribuir a los trabajos de recuperación.

Y en Siria, el gobierno anunció que autorizará el suministro de ayuda internacional a las zonas controladas por los rebeldes en el noroeste del país, castigado por el sismo.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas