Caso Coral: Jueza ordena legista indagar salud imputada; la recusan

Caso Coral: Jueza ordena legista indagar salud imputada; la recusan

Una nueva licencia médica “dada de boca” por la defensa de la imputada Rosa Antonia Disla provocó ayer una serie de incidentes en la preliminar del caso Coral, obligando a la jueza a ordenar a un legista trasladarse al Hospital Darío Contreras a comprobar la veracidad de la información; y luego ella ser recusada.

Disla, quien es la madre del coronel Rafael Núñez de Haza, también imputado en el proceso, no se presentó a la audiencia luego de vencida una licencia médica de 5 días, y su abogado Félix Portes informó al tribunal que el jueves había sido operada de un hombro, y solicitó un aplazamiento, al que el Ministerio Público se opuso.

La jueza Yanibet Rivas, del sexto juzgado de la Instrucción, le pidió a la defensa la licencia, y Portes solo tenía un papelito del hospital donde decía que el certificado médico le sería entregado en tres días dado que lo procuraron ayer.

Puede leer: Lo que buscan los congresistas para aprobar nueva ley de Régimen Electoral

La jueza entonces ordenó al legista contactar al médico que atendió a la imputada y obtener la información oficial.

Comprobada la información, el MP solicitó al tribunal el desglose del expediente a fin de conocer el caso de Disla de manera separada. La jueza acogió el pedimento y ordenó la continuación de la audiencia, a lo que se opusieron las defensas de los imputados Boanerges Batista y Franklin Mata Flores, quienes la recusaron.

Entre los alegatos para la recusación, el abogado Waldo Paulino dijo que la jueza no ha llevado el debido proceso de ley porque a ellos le ha negado todo, incluso la separación de cuatro entidades que él tiene como clientes en el proceso.

Tácticas para salir prisión

La representante del MP Mirna Ortiz, dijo que el objetivo de estas suspensiones “infundadas, mal intencionadas” y que chocan directamente con los preceptos del CPP, pudiendo incluso los abogados incurrir en litigio temerario, es retardar el proceso hasta que se cumplan los 18 meses y pedir el cese de la prisión. Recordó que el viernes 20 Disla dijo sentirse mal en audiencia, lo que obligó a aplazarla hasta ayer.

“Ahora, cuando venimos, nos encontramos conque la misma imputada ha sido intervenida quirúrgicamente sin que haya evidencia de alguna emergencia”, señaló Ortiz.

Publicaciones Relacionadas