Hombre que perdió a tres integrantes de su familia por derrumbe espera promesa

Hombre que perdió a tres integrantes de su familia por derrumbe espera promesa

La vicepresidenta de la República le prometió ayudarlo

Baní.-El señor Santo Romero, quien el pasado primero de mayo perdió tres miembros de su familia por el derrumbe de una pared en un barrio humilde de esta ciudad se encuentra residiendo en una casa en construcción cedida por unos amigos, pese a la promesa de la vicepresidenta de la República de que “prontamente” le sería construida una vivienda.

La esposa, una hija y una nieta del señor Romero fueron rescatados sin vida de los escombros al derribarse una pared ilegal construida por el dueño de una ferretería en el barrio Villa Carmen, conocido aquí como La Paja.

Al día siguiente del derrumbe se apersonó al lugar, mientras todavía se trataba de rescatar a uno de los fallecidos, la vicepresidenta Raquel Peña, junto a los ministros José Ignacio Paliza y Deligne Ascención, quienes además de ofrecerles las condolencias le aseguraron que acudirían en su auxilio.

Vicepresidenta acude en ayuda a la familia que perdió a tres de sus miembros tras derrumbe en Baní
Luego del desplome de una pared sobre una vivienda de madera en el barrio Villa Carmen, de Baní, el Gobierno acudió en ayuda de la familia que perdió a tres de sus miembros a causa del accidente. (Archivo).

Vicepresidenta acude en ayuda a la familia que perdió a tres de sus miembros tras derrumbe en Baní

“Venimos a dar ese abrazo de aliento a los familiares, pero también ayudarlos a resolver la situación física en que quedaron esas casas, pero sobretodo donde ellos puedan rápidamente mudarse”, dijo Peña en aquella ocasión.

El señor Romero, quien se encuentra en la actualidad desamparado, fue además víctima del robo de la mayoría de sus pertenencias cuando malhechores penetraron al lugar donde habita.

Indicó que hasta el momento no se ha hecho nada pese a las instrucciones precisas que la vicepresidenta le hizo a la gobernadora provincial Yadira Báez en el sentido de que había que construirle una vivienda y reparar las de otras personas afectadas lo más rápido posible.

Con relación al dueño de la ferretería que construyó la pared, indicó que el mismo no ha dado la cara pese a su responsabilidad en el trágico suceso.

Justamente el día de año nuevo se cumplen siete meses de la tragedia y tanto Santo Romero como otros residentes del barrio afectado siguen reclamando la atención de las autoridades.

Publicaciones Relacionadas