La historia detrás de un mangú

La historia detrás de un mangú

Los reconocidos chefs dominicanos María Marte, Amilkar y Pamela Gonell se unieron y lograron el Récord Guinness al preparar el “Mangú” más grande del mundo.

Los reconocidos chefs dominicanos María Marte, Amilkar y Pamela Gonell se unieron y lograron el Récord Guinness al preparar el “Mangú” más grande del mundo.

El mangú empezó a ganar fama internacional en el año 2013, cuando el equipo dominicano se coronó campeón del Tercer Clásico Mundial de Béisbol.

Los jugadores de la selección dominicana atribuyeron su victoria a la energía que obtenían del mangú, surgiendo así el eslogan “plátano power”. Pero ahora el mangú hizo historia, y es que el pasado primero de  octubre  en la ciudad de Nueva York, los chefs dominicanos María Marte, Amilkar y Pamela Gonell rompieron  el ‘Guinness World Records’ con la preparación del mangú más grande del planeta.   

Los chefs María Marte, Amilkar y Pamela Gonell.


Los cocineros,  junto al equipo de  unas 150 personas, duraron un año ideando la logística del evento que dio como resultado esta sabrosa hazaña, explica Amilkar Gonell.  

Dijo además que para el mismo se utilizaron 4,500 plátanos llevados desde Tamayo y 260 libras de cebollas cultivadas en Constanza.  El mangú fue adornado con “Salami, huevo y queso, creando el famoso plato típico dominicano los tres golpes”.

Manifestó, asimismo, que el molde utilizado tenía  capacidad para mil libras del alimento, con un fondo doble diseñado para resistir altas temperaturas, el cual  fue dividido en cinco partes, para facilitar el ensamblaje y transportación, diseñado por  el arquitecto e ingeniero José  Báez Liberata, y construido por Excel Constructora.

“El  proceso para hacerlo duró  más de dos meses y llegó a Nueva York un día antes”, dice. 

Se donaron más de 450 raciones de los tres golpes.


El molde fue hecho en RD.

Para establecer este récord el equipo contó con la colaboración de varios cocineros voluntarios, incluyendo al chef Martín Omar, quien explicó que “La ejecución se llevó a cabo con la participación de voluntarios repartidos en equipos para poder trabajar dentro de los tiempos establecidos, entre cinco y seis horas”. 

Para lograr poner el mangú en el mapa de la cocina internacional los organizadores invirtieron más de 350,000 dólares y solo un seis por ciento fue a través del patrocinio.  

Más leídas