“Si yo fuera Presidente”: Abordaría la pobreza, la deuda, el crecimiento, género y la migración

“Si yo fuera Presidente”: Abordaría la pobreza, la deuda, el crecimiento, género y la migración

Entrevista al Sociólogo Cándido Mercedes , Hoy/ Arlenis Castillo/15/01/24

Nuestro principal desafío es que República Dominicana no continúe postergando la necesidad de implementar una reforma fiscal integral.

Esta entrevista pertenece a la serie “Si yo fuera Presidente…” Bajo este epígrafe, el periódico Hoy busca poner en el tapete los problemas fundamentales de la sociedad dominicana, según la óptica de profesionales destacados.

Cándido Mercedes, M. Sc., compartió su visión y propuestas detalladas sobre las políticas públicas que implementaría en caso de asumir la presidencia de República Dominicana.

En este ejercicio pedagógico exploramos cinco enfoques claves que el sociólogo, reconocido por su aguda perspicacia y compromiso con el bienestar de la sociedad, abordó de manera exhaustiva.

Puede interesarle: Neuro oncólogo cita retos tratar tumores cerebro

Contextualizando los desafíos actuales

Mercedes analizó el contexto actual, haciendo referencia a informes recientes del Banco Mundial, el Foro Económico Global y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Señaló desafíos como la alta incertidumbre, desigualdad, crisis climática, conflictividad, violencia y problemas alimentarios. Destacó la necesidad de abordar nueve retos clave, entre los que se cuentan la pobreza, deuda, crecimiento económico, clima, problemas de género y migración.

Pacto mínimo hacia el 2050

Si fuera el presidente de la República y ante la falta de diferencias significativas entre los partidos políticos, Mercedes propondría un «pacto mínimo» que trascienda las elecciones, estableciendo un camino definido hacia el 2050. Este pacto, según él, proporcionaría continuidad estatal y abordaría desafíos críticos, como la necesidad de una reforma fiscal integral.

Reforma Fiscal Integral

El corazón de la propuesta de Mercedes es una reforma fiscal que aumentaría los ingresos del Estado en un 3-4% del PIB, llevándolo de entre 14 y 15% a un 18%. “El primer desafío ahora mismo es que no debemos seguir procrastinando, posponiendo la necesidad de una reforma fiscal integral”.

“Esa reforma fiscal integral tiene entonces que ser por los ingresos y tiene que ser por la calidad del gasto… No puede seguir siendo regresiva”.

Mercedes critica que, en el sistema tributario dominicano, el 66% de los impuestos provienen del consumo, “eso quiere decir que los pobres y vulnerables pagan igual que los ricos”.

Argumenta como las dos leyes principales, la del Impuesto a la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS) genera más del 55% de los ingresos estatales y la de los combustibles, más de 20,000 millones de pesos. Además, los impuestos directos a la propiedad y al ingreso son bajos y a menudo evadidos.

En un gobierno suyo, se propondría reducir la evasión del Itbis y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), a los niveles de evasión en América Latina. “La evasión del Itbis en el país es del 40-43%, en comparación con el 21% en América”.

Sugiere la necesidad de un pacto con el sector empresarial para reducir la evasión del Itbis, “¿Por qué? porque eso es muy perverso”.

El sociólogo argumenta que una presión tributaria adecuada, alrededor del 30%, liberaría al Estado de depender constantemente de préstamos.

Destaca las consecuencias actuales del endeudamiento, afectando especialmente a los más vulnerables, y cómo la reforma fiscal que implementaría, generaría recursos para invertir en áreas cruciales como salud, agua potable y educación.

“…El problema no es la deuda con relación al Producto Interno Bruto (PIB). El problema es la deuda con relación a lo que tenemos que pagar. Por ejemplo, en República Dominicana de cada 100 pesos que genera la economía tenemos que pagar 24 de intereses”, expuso.

De ser presidente de la República, Mercedes abogaría por una reforma fiscal que considere las diferencias entre grandes y pequeñas empresas. Simplificaría los procesos tributarios para las empresas más pequeñas y les otorgaría plazos de adaptación de 5 a 10 años, para incentivar la formalización y reducir la alta informalidad laboral.

Destaca la importancia de una mayor distribución de la riqueza. Apelaría al sector empresarial para concienciarlo en el sentido de que una sociedad estable y próspera beneficia a todos. Señala que la evasión y elusión actuales privan al Estado de recursos necesarios para esta redistribución.

Mercedes subraya que su propuesta busca un cambio sostenible y a largo plazo, para evitar la necesidad constante de endeudamiento y generar recursos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas