Muertes por dengue son de responsabilidad compartida

Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con profesionales del área de la salud integrado por el doctor Bernardo Defilló experto en cardiología y exsuperintendente de Salud, doctor Rafael Gautreaux exsecretario de Salud, doctor Julio Amado Castaños Guzmán Rector de UNIBE, y presidente del Patronato Plaza de la Salud y el licenciado Diómedes Castro Director del Instituto Nacional de la Salud y Coordinador de ADESA. Hoy/ Arismendy Lora 24/07/2019
Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, con profesionales del área de la salud integrado por el doctor Bernardo Defilló experto en cardiología y exsuperintendente de Salud, doctor Rafael Gautreaux exsecretario de Salud, doctor Julio Amado Castaños Guzmán Rector de UNIBE, y presidente del Patronato Plaza de la Salud y el licenciado Diómedes Castro Director del Instituto Nacional de la Salud y Coordinador de ADESA. Hoy/ Arismendy Lora 24/07/2019

Las muertes por dengue que se registran en el país son responsabilidad compartida entre los recursos humanos, la gestión y logística afirmaron expertos en el área de salud que deploraron que autoridades y médicos se estén tirando la responsabilidad uno al otro.
Consideran asimismo que eso es una evidencia de la desarticulación del sistema.
Las autoridades dan como cifra oficial solo siete muertes en lo que va de año, mientras que médicos refieren que ya van más de 40 fallecimiento a causa de esta enfermedad.
Al respecto, el doctor Julio Amado Castaños Guzmán, presidente del Patronato Plaza de la Salud, declaró que solo hay que analizar cada caso de muerte por dengue para darse cuenta de su mal manejo, desde la forma de traslado del paciente hasta permitir su agravamiento. “Cada caso de eso es una prueba y evidencia y cuando se analiza en todas sus vertientes están las deficiencias del sistema sanitario”, expresó Castaños.
Señaló que en el tema hay problemas de capacidad de recursos humanos que salen mal formados de universidades, tras poner como referencia los resultados del Examen Nacional de Residencias Médicas.
También citó los problemas de logística, gestión, inversión, insumos, infraestructura y educación. “Es un tema muy complejo, no solo del protocolo, que es un papel”, indicó.

Mientras que el exsecretario de Salud Pública doctor Rafael Gautreau cuestionó el por qué del ocultamiento de las cifras de muertes por dengue por parte de las autoridades, ya que entiende eso no afecta y beneficia a la situación.
“No entiendo por qué dar una cifra perjudica a un ministro”, dijo.
Afirmó que la salud es un tema fundamental y no depende exclusivamente que se ponga o no mucho dinero, sino la capacidad del médico.
Mientras que el licenciado Nicomedes Castro, director del Instituto Nacional de la Salud (Insalud), coincidió en que el aumento de las muertes se debe en parte a baja formación de los profesionales de la medicina. Indicó que las escuelas de medicinas deben abordar la formación de recurso humano en salud, al deplorar que hoy en días esas áreas parecen más de comercio.
También abogó por mayor participación social en el tema de la salud que es un derecho.
Castro citó el hecho de que en los años 2016 y 2017 bajó dramáticamente la cantidad de muertes por dengue gracias a una gran participación social y movilización.
Asimismo favoreció la prevención más que la reacción y atribuyó la situación de deterioro actual a que en el país no hay “un sistema de salud, sino un sistema para atender enfermos”.
“Este no es un tema que lo resuelve un gobierno solo. aquí hay una responsabilidad ciudadana, y la construcción de una ciudadanía en salud que implica el tema de derecho y de responsabilidades y deberes”.
Participación
Castro insistió en el fomento de la participación social en el sistema de salud, al citar que organismos internacionales plantean que esto es un derecho.
Explicó que desde el Instituto Nacional de la Salud (Insalud) la y Alianza por el Derecho a la Salud (Adesa), trabajan a través de redes para que se garantice el derecho a la salud.