Consultorio de Nutrición: ¿Cómo nuestro cuerpo purifica la sangre?

Consultorio de Nutrición: ¿Cómo nuestro cuerpo purifica la sangre?

Jimmy Barranco Ventura

P: ¿Cómo nuestro cuerpo purifica la sangre?

R: Así como las ciudades necesitan agua potable, el cuerpo humano necesita sangre arterial (rica en oxígeno y sustancias nutritivas) para vivir. Nuestro acueducto sería el sistema cardiovascular, cuya bomba (aspirante-impelente) es el corazón, y la tubería serían las arterias encargadas de llevar los nutrimentos a todas las células del cuerpo, y las venas que transportan hacia el exterior los desechos del metabolismo celular. Cuando el corazón se contrae (frecuencia: 60-100 latidos/minuto) expulsa sangre arterial (oxigenada y nutritiva) para nutrir cada célula (hogar) del cuerpo. La actividad del corazón está controlada por el sistema nervioso cuya central eléctrica es el cerebro y los nervios sus cables. La sangre es purificada por varios órganos:

Puede leer: Consultorio de nutrición: ¿Cuáles cambios vas a introducir este año en tu alimentación?

1- Intestino. Depura las toxinas de la dieta, eliminándolas por las heces; y lleva las sustancias nutritivas hacia el hígado a través de una gran vena (Porta).

2- Hígado. Utiliza los nutrimentos que necesita para funcionar adecuadamente, remueve muchas toxinas, almacena energía en forma de glucógeno (tanque o aljibe) y distribuye los nutrimentos hacia los demás tejidos por vía sanguínea.

3- Pulmones. Purifican la sangre venosa, eliminando el bióxido de carbono (CO2) derivado del metabolismo celular y tomando oxígeno del aire que respiramos, resultando en sangre arterial (pura).

Este intercambio gaseoso ocurre en los alvéolos pulmonares, y es muy eficiente debido a que la membrana alveolar tiene una superficie total de 70 metros cuadrados y un grosor de 0.5 micras. La respiración es regulada por el cerebro (central eléctrica) generando una frecuencia de 12-20 respiraciones por minuto.

4- Riñones. Elimina por la orina los desechos metabólicos sólidos (urea, creatinina, amoníaco, ácido úrico y sustancias ácidas) y el exceso de agua corporal, filtrando (purificando) la sangre venosa 40 veces al día, a través de 1 millón de diminutos filtros.

5- Piel. El sudor contiene 99% de agua y muy pequeñas cantidades de urea, acido láctico, sodio, cloro y calcio. Mantén tu acueducto limpio, y no sobrecargues tu corazón.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas