NFL: Los mejores partidos del Día de Acción de Gracias

NFL: Los mejores partidos del Día de Acción de Gracias

Día de Acción de Gracias

La NFL en el Día de Acción de Gracias es una de las tradiciones más conocidas y celebradas en el mundo de los deportes. Se han jugado cientos de juegos de Acción de Gracias y se han producidos momentos históricos y memorables en la historia del futbol americano.

El Día de Acción de Gracias, una festividad aconfesional y laica, es probablemente la tradición que más se celebra en los Estados Unidos, y quizás la cena más importante del año.

A continuación, conozca algunos de los partidos más icónicos durante esta fecha.

(Nota: Los Detroit Lions y Dallas Cowboys son los equipos que más han tenido partidos de Día de Acción de Gracias).

Puede leer: Semana 11 de la NFL 2022-2023, ¿Quiénes son los favoritos a ganar?

Indianapolis Colts 41 – Detroit Lions 9 (2004)

Peyton Manning

Peyton Manning lanzó para seis pases de touchdown, la cifra más alta de su carrera, en su primer partido del Día de Acción de Gracias.

Brandon Stokley y Marvin Harrison tendrían tres touchdowns cada uno en el día, mientras que Edgerrin James contribuyó con 105 yardas por tierra.

Esta ofensiva de los Colts fue una de las mejores de todos los tiempos y fueron liderados por Manning, quien establecería el récord de la NFL con 49 pases de touchdown.

Green Bay Packers 44 – Detroit Lions 40 (1986)

Walter Stanley

El juego de mayor puntuación que se llevó a cabo en Acción de Gracias fue entre dos equipos que estaban entre los peores de la liga, pero fue emocionante de todos modos.

Green Bay superó un déficit de 10 puntos en el último cuarto y ganó el juego cuando Walter Stanley devolvió un despeje de 83 yardas para un touchdown.

Stanley fue la estrella de este juego. Atrapó dos pases de touchdown mientras tenía 124 yardas recibidas y 207 yardas de uso múltiple.

New Orleans Saints 30 – Dallas Cowboys 27 (2010)

Los Saints tenían una ventaja temprana de 17-0 al final del primer cuarto, y parecía que este juego terminaría en el medio tiempo. Sin embargo, ese no sería el caso, ya que Dallas mantuvo a Nueva Orleans a solo tres puntos en el segundo cuarto y agregó tres de los suyos.

Los Cowboys saldrían con swing en la segunda mitad con touchdowns de Miles Austin y Marion Barber que llevaron a los Cowboys a un déficit de solo tres.

Dallas luego obtuvo su primera ventaja del juego después de un touchdown de Tashard Choice, pero el equipo dejó demasiado tiempo para que Drew Brees trabajara su magia tardía.

Brees capitalizaría los errores de los Cowboys, y lideraría a su equipo en una carrera de anotación de 89 yardas para ganar el juego.

Minnesota Vikings 48 – Dallas Cowboys 36 (1998)

Randy Moss

Para los verdaderos fanáticos de este deporte, es imposible olvidar lo espectacular que fue la ofensiva de los Vikings de 1998 con un jugador estrella: el receptor abierto Randy Moss.

Moss tuvo el punto culminante de esa fantástica temporada de novato en ese juego donde se vengó de los Cowboys, que no querían elegirlo en el draft de ese año a pesar de que el mundo pensó que lo harían.

Moss solo tuvo tres recepciones ese día, las tres para touchdowns y para un total de 163 yardas. Dicho desempeño lo catapulto como una futura estrella en la NFL.

Agregue a eso el hecho de que Troy Aikman lanzó para 455 yardas ese día (récord de Acción de Gracias) a pesar de la derrota, y fue un juego memorable.

Miami Dolphins 16 – Dallas Cowboys 14 (1993)

Este juego es una parte esencial de la historia de la NFL y es considerado el juego más memorable del Día de Acción de Gracias jamás jugado.

Todo fue inusual desde el inicio en el Texas Stadium, una nevada torrencial en una ciudad no conocida por el clima frío y menos aún en noviembre, los Cowboys tenían la ventaja, pero los Dolphins intentarían un gol de campo para ganar con 15 segundos por jugar, el intento de 41 yardas de Pete Stoyanovich fue bloqueado, pero de la nada,

El liniero defensivo estrella Leon Lett inexplicablemente se deslizó por la pelota como un tobogán de nieve y la buscó, Miami recuperó la pelota y tuvo otra oportunidad de ganar el juego.

Esta vez Stoyanovich no falló desde 18 yardas para ganar el juego.

Publicaciones Relacionadas