Hablemos del exótico granadillo

Vivir. Granadillo. Fuente externa
Vivir. Granadillo. Fuente externa

Al pensar en granadillo, el dominicano de inmediato imagina una sabrosa y refrescante batida preparada con leche entera o evaporada, azúcar, hielo y un toquecito de vainilla.
Esta bebida, que es el delirio de muchos, suele ser muy popular en las cafeterías o barras del Gran Santo Domingo y el interior, sin embargo, hay quienes prefieren prepararla en casa para acompañar sus desayunos, meriendas o cenas.
Lo que poco se sabe es sobre el valor nutricional y gastronómico de la passiflora quadrangularis, nombre científico del granadillo, conocido en otros países de América como badea, tumbo, granadilla grande, parcha granadilla…
Es el fruto más grande de todas las pasifloráceas, de 10 a 30 centímetros de largo y de 8 a 16 centímetros de diámetro; cuenta con una cáscara delgada cuya tonalidad es amarilla verdosa y una pulpa blanca con una textura esponjosa, jugosa y de sabor dulce. Aguarda en su interior semillas duras y aplanadas.
Esta apetecible fruta, que en muchos países es exótica, se cultiva en las zonas tropicales del contiene americano y es originaria de Suramérica.
En términos culinarios, el granadillo puede consumirse crudo, en jugos o prestarse para hacer helados, salsas, mermeladas, ensaladas, jaleas, tortas, entre otras preparaciones.
Una fruta saludable. Respecto a sus propiedades se puede destacar que el granadillo tiene un alto contenido de agua. Es rico en vitaminas A, B, C y D; al igual que en minerales, como el fósforo, el magnesio y el calcio.
En cuanto a sus grandes aportes a la salud, tanto científicos como nutricionistas coinciden en que esta fruta regula el sueño, mejora la migraña, protege los huesos, combate el colesterol y la anemia, ayuda a bajar de peso y reduce el riesgo de contraer gripe y resfriados.
Además, posee una gran cantidad de niacina, esencial para mantener y cuidar la piel y mejorar el funcionamiento del aparato digestivo de los seres humanos.

recetas
Batida de granadillo

3 tazas de granadillo cortado en cubos
1 cucharadita de extracto de vainilla
3 tazas de hielo
1 cuarto de galón (1 litro) de leche evaporada
1 taza de azúcar
Preparación. Vierta todos los ingredientes (solo la mitad del azúcar) en el vaso de la licuadora y procese a alta velocidad hasta que no haya trozos de hielo grandes. Pruebe y agregue más azúcar si lo desea; bata por unos segundos. Sirva de inmediato.
Dulce de granadillo

4 libras de granadillo verde, pesado después de estar pelado y sin semillas
1 cucharada de bicarbonato de sodio
4 tazas de agua
Para el almíbar:
2 astillas de canela
3 tazas de azúcar
4 tazas de agua
Preparación. Pique el granadillo en lonjas bien finas. Reserve. Combine el bicarbonato con el agua hasta disolver, incorpore las lonjas de granadillo y deje reposar por 30 minutos. Aparte, lleve al fuego los ingredientes del almíbar y deje que se forme una salsa ligera. Escurra el granadillo del agua, vierta en el caldero donde se encuentra el almíbar y cocine a fuego medio durante una hora hasta que el almíbar tome consistencia y las lonjas de granadillo cambien de color. Retire del fuego y deje enfriar.


COMENTARIOS