Acogen crear dos provincias

POR PEDRO GERMOSEN
El Senado aprobó por unanimidad, en primera lectura, un proyecto de ley que crea una nueva provincia denominada Santo Domingo Oriental dentro de la provincia Santo Domingo. La iniciativa fue presentada por el senador de Santo Domingo, Tonty Rutinel Domínguez, quien fue respaldado por los 22 senadores presentes en la sesión.

  Para la integración de la nueva provincia se crean los municipios de Mendoza, que será la cabecera, y San Luis.

  La pieza legislativa crea en la existente provincia Santo Domingo los municipios de Hato Nuevo, Sabana Perdida, La Victoria y Los Guarícanos y el municipio Santo Domingo Este queda como cabecera.   

  En sus considerandos, el proyecto expresa que la provincia de Santo Domingo, creada mediante la ley 163, de fecha 16 de octubre de 2001, se basó en la necesidad de adecuar el antiguo Distrito Nacional, que había experimentado importantes cambios demográficos, socioeconómicos y urbanísticos que debían reflejarse en su organización política.

  Resalta que la composición socioeconómica de la provincia Santo Domingo está fuertemente diferenciada en sus regiones Norte, Este y Oeste, así como distanciada una de la otra.

  Agrega que esa situación promueve la incomunicación y la imposibilidad de integrarse adecuadamente para lograr una identidad propia que le permita diseñar un plan estratégico de desarrollo.

  Expresa que la provincia Santo Domingo, de acuerdo al Censo Nacional de Población y Vivienda del 2002, posee 1,822,028 habitantes, equivalentes a toda la población de las provincias Monte Plata, Peravia, Sánchez Ramírez, Monseñor Novel, Valverde, María Trinidad Sánchez, Montecristi, Bahoruco, Samaná, Salcedo, El Seibo, Hato Mayor, Elías Piña, San José de Ocoa, Dajabón, Santiago Rodríguez, Independencia y Pedernales.

  Indica que la esencia fundamental de la democracia representativa es que el elegido esté lo más cerca de sus electores para participar en el diagnóstico, elaboración, ejecución, control y evaluación de los planes que permitan el desarrollo integral de la comunidad.

  Resalta que el afianzamiento del proceso de reformas y modernización del Estado depende del fortalecimiento de los municipios, las provincias y las regiones.

  Agrega que ese fortalecimiento impulsa y profundiza el proceso de desconcentración y descentralización de las funciones del Estado.